Probióticos y salud

Durante siglos, el folklore popular sugiere que los productos lácteos fermentados que contienen cultivos vivos activos son saludables. Recientes investigaciones científicas controladas apoyan estos puntos de vista tradicionales, lo que sugiere que los probióticos son una parte valiosa de una dieta saludable. Además, la aparición de algunos riesgos de salud pública sugiere un importante papel de los probióticos eficaces en la mitigación de la enfermedad. Por ejemplo, la capacidad de las bacterias probióticas para apoyar el sistema inmunológico puede ser importante para las personas mayores o otras con su función inmune comprometida . (Es importante que los individuos inmuno-comprometidos pregunten a su médico antes de tomar cualquier suplemento dietético, como los probióticos.)

Las infecciones son otra área con gran potencial para los probióticos. Algunas infecciones, que una vez se pensaron auto limitadas o fácilmente tratables con antibióticos, son ahora reconocidas como amenazas más graves para la salud. La vaginosis bacteriana se consideraba tan sólo una molestia. Ahora sabemos que se asocia con bajo peso al nacer y mayor riesgo de enfermedades de transmisión sexual.  Los patógenos transmitidos por nuevos alimentos se han convertido en frecuentes y potencialmente mortales, incluyendo toxinas como la verotoxina o toxinas Shiga producida por la cepa Escherichia coli, las resistencias múltiples a los antibióticos son una amenaza continua en la lucha contra las infecciones una vez tratatas. Y en las naciones no industrializadas, infecciones como el rotavirus cobran la vida de cientos de miles de niños cada año. La prevención de las infecciones antes de que ocurran es claramente la mejor alternativa. Ciertos probióticos pueden ser un enfoque rentable y seguro que añade una barrera contra la infección microbiana.

No hay Productos en esta Categoría.